Diario de una filóloga arrepentida

martes, febrero 27, 2007

Cumpleblog feliz...

Ante todo quiero dejar claro que
a) Si no se resumir por escrito, mucho menos hablando. Me queda largo, si, pero os lo escuchais mientras esteis en el messenger o zanganeando en otra modalidad.

y

b) Meteduras de pata: por un lado a veces se nota que se me va un poco la olla de lo que estoy diciendo porque era una lata eso de tener que darle otra vez a grabar a cada minuto otra vez con la grabadora de sonidos de windows. Por otro, Alba, fia, no se por que curiosa asociacion de ideas cuando te contesto a ti, me refiero al checo como el turco. Pff, a saber.

PD: ya se que es una chapuza, pero no me dio tiempo a encontrar un servidor gratis en el que tuviese suficiente espacio si queria publicar hoy por la noche. Prometo buscar algo para que quede todo mas decente (se aceptan sugerencias)

CUMPLEBLOG1
http://www.goear.com/listen.php?v=78bad71

CUMPLEBLOG2
http://www.goear.com/listen.php?v=6088971
Posted by la_filologa :: 10:08 p. m. :: 18 Comments:

Postea un comentario o cotillea los de los demás

---------------oOo---------------

lunes, febrero 26, 2007

Dando señales de vida y meme

Esta semana todo parecía confabularse para que no escribiese en el blog. La conexión buena se me fue (Robert, por favor, yo cumplí lo prometido, soportando estoicamente la insoportable necesidad de bajarme capítulos de Prison Break. No lo hice, no.) Además, acaba de llegar a Dublín Clara, una compañera de facultad que hará aquí el segundo semestre, así que han sido unos días un poco ocupados.

Contestando a Anire (por favor, acabo de darme cuenta que no había respondido, estoy a uvas...), los comentarios y preguntas para el cumpleblog me los podéis dejar en el anterior post o vía e-mail a diariodeunafilologaarrepentida@hotmail.com

Vamos al grano del post de hoy, el Meme enviado por JB sobre DIEZ COSAS QUE ME HACEN REIR.

1. Los chistes malos y cortos, por ejemplo ese de "¿Por qué llora Frosties? Porque chocó Crispies."

2. Alba iamsogreat. Vía blog, e-mail (tengo algunos legendarios, el de la orla de Pipe, Alba, lo tendré siempre para el recuerdo), pero ante todo en persona. Tremendos aquellos momentos en clase en los que llegabamos a sufrir porque estabamos al borde de llorar de la risa y ya no sabíamos como disimular.

3. Las desgracias ajenas en el mundo del fútbol. Es cruel, pero cierto. Véase cuando un jugador que me cae mal hace algo tipo fallar un penalti. Oh, y aquella vez que a los campos de entrenamiento del Oviedo entraban jabalís de noche. Y cuando perdieron contra el Sporting B. Y cuando tuvieron que poner el despacho del entrenador en los baños (hay testimonio gráfico, por si algún incrédulo lo necesita.) Ah, y aquel cántico con tan mala leche de (cántese al son de "No somos ni Romeo ni Julieta de Karina): "No, no somos ni el Oviedo ni el engendro, ni estamos en tercera división. No, nosotros no tenemos que enfrentarnos a equipos de los barrios de Gijón..." Y más, los vecinos dan para mucho.

4. Sin salir del tema del fútbol, los comentarios de Leli Rubiera durante las retransmisiones del Sporting. Estamos hablando de detalles técnicos del nivel de: "Ahora sale Omar a hacer lo que mejor se le da: escarabijar entre líneas."

5. Recordar anécdotas de nuestra terrible adolescencia con Laurita, Maku y Pau.

6. El vermut blanco del Eroski o similares (ojo, siempre el más barato posible) con limón o naranja. Además, las anécdotas causadas por la ingestión de tal líquido en compañía de la siempre entrañable Ene Punto Ge Punto.

7. Yo misma, cuando hago el ridículo. Anécdota a mencionar es la de aquella alegre mañana en la que servidora se dirigía a bajar, llena de dignidad, las escaleras metalizadas de una tienda de Canterbury con unos zuecos cuando uno de ellos resbaló y ¡¡¡ZAS!!! mis posaderas fueron a dar con el mismísimo suelo, ante la vista de toooooooda la tienda. Dato a mencionar, la vergüenza y el sufrimiento que pasó la pobre Dana, que me acompañaba, mientras la menda era incapaz de levantarse del suelo, sumida en pleno ataque de risa.

8. Vaca con su pijama rojo y Pollo cocinando. Bueno, Pollo da más pánico que risa en esas circunstancias. Nota a mí misma: recordar escribir en un futuro próximo una entrada contando el diálogo con el recién conocido ex-compañero de casa de Vaca.

9. Dani Mateo y Ernesto Sevilla. Con Smonka he llegado a llorar.

10. Aunque repito una de las que puso JB, como es verdad, me arriesgo a no ser original: vuestros blogs. De hecho, procuro ponerme a leerlos cuando no hay mucha gente alrededor por no quedar de loca peligrosa que se ríe sola.
Posted by la_filologa :: 2:11 a. m. :: 5 Comments:

Postea un comentario o cotillea los de los demás

---------------oOo---------------

lunes, febrero 12, 2007

Todo lo que siempre quisiste saber sobre Diario de una Filóloga Arrepentida...

... y nunca vino a cuento preguntar.

Sí, pequeños saltamontes, vengo con una buena nueva: dentro de ya poco (el día 27 de este mes) será, bueno... mi primer cumpleblog. Y en estas fechas tan señaladas, la Reina y yo queríamos... Vale, bien, que me emociono. Pretendía decir que como soy un poco desastre y a veces se me olvida contestar a los comentarios, o dejarlos en vuestros blogs, aunque es cierto que soy visita habitual de absolutamente todos los comentaristas más/menos habituales, quería compensaros un poco por ello. Así que como demostración de mi aprecio y la ilusión que me hacen todos y cada uno de vuestros comentarios (oh, me pongo ñoña, sabíamos que ocurriría, porque parafraseando a Alba iamsogreat "es todo taaaaaan bonito"), os doy la palabra en el primer aniversario del blog. Ya sé, ya séeeeeeeeeee, que eso de que te hagan preguntas ya lo hizo Anire y me queda poco original, pero diré en mi favor que se me había ocurrido hace tiempo, cuando no tenía ni idea de que ella lo haría también. Eso sí, casi que os responderé por escrito, porque no tiene una la elocuencia ni la capacidad comunicativa de Anire.

Vamos a las reglas del juego: podéis preguntarme cualquier cosa que se os ocurra (autocontrol, ¿eh? tampoco pasarnos...), contarme cómo llegasteis a este blog, qué os gusta, qué cambiaríais de él, cual es vuestro post favorito y cual os pareció una mierda (a ver si somos un poco delicados con esto, por otra parte). Pero sinceros, ¿eh? que quiero saber vuestras opiniones enteras y verdaderas. Cualquier tipo de cosa que siempre quisisteis decir sobre este blog o su sufrida autora y, como pone en el título, nunca vino a cuento soltarlo. ¿Que queréis decirme que me estoy olvidando de hablar de Vaca y es vuestro personaje preferido? ¿Que necesitáis como el aire que respiráis que os haga una lista con el top-ten de chicarrones del norte (género del que ya sabéis soy ardiente defensora)? ¿Qué estáis muy hartos de lo largos que son mis posts(parisito, esta es en honor a tí)? ¿Que me voy por las ramas y lo que quereis son cotilleos frescos de clase? ¿Que necesitais de mis siempre acertadas predicciones futbolísticas? Ya sabéis, a comentarios y vuestros deseos serán órdenes. ¡Ah! se me olvidaba. También se admiten sugerencias para futuros posts...

Para ir entrando en calor para el evento, me auto impongo el meme de las cinco cosas que no sabéis de mí (a mí nadie nunca me envía memes y estoy segura de que estás declaraciones me pesarán tirando a pronto.)

1. Lo que más miedo me da en esta vida es tener algún día cancer. No llegué a conocer a mi abuelo y a mi tío maternos por esa enfermedad, y mi abuela paterna también murió de ella. Supongo que todos tenemos gente cerca a quien le haya pasado, pero no sé, a mí personalmente me da pánico sufrir así y hacer sufrir así a la gente que me quiere.

2. En Dublín estoy descubriendo que me gusta limpiar... y cocinar. Bueno, lo último, sólo cuando me sale bien. Cuando voy a comprar al Tesco, si me descuido me paso ratos muertos mirando productos de limpieza y bueno... cuando acabo de limpiar una habitación me siento como muy orgullosa de mí misma (no digamos si es un baño en una casa donde vivimos 7 y consigo que reluzca y huela a limón...) Curiosamente también me gusta mucho lavar la ropa (no me preguntéis por qué, no os creáis que le he encontrado algún sentido especial, en la lavadora encima, que yo no tengo que hacer nada) y plancharla, a pesar de que plancho bastante mal, sobre todo las sábanas bajeras. Qué razón tenía tu madre, JB, cuando te dijo que nunca están decentes. Tengo agua de plancha y echo más suavizante de la cuenta a la lavadora para que quede muy bien y pasen los días y siga oliendo rico. Bueno, sí, escuernate 5 años para sacar una licenciatura para a estas alturas darte cuenta de que a tí feliz, feliz, lo que se dice feliz, te hace un baño limpio. Vocación de señora de la limpieza, ahora, vete tú a saber.

3. Nunca, nunca, jamás, por nada del mundo, llevaría puestas cosas de marca. Ni de imitación de marca tampoco, no es por lo que cueste o deje de costar. Me da la sensación de que vas con un cartel diciendo "soy guay y tengo dinero." Ya sé que habrá gente que lo compre porque le gusten determinadas prendas en concreto y procuro no juzgarlos por ello, pero personalmente va en contra de mis principios y nunca lo haría. Y sí, digo que procuro no juzgarlos, porque reconozco que me cuesta horrores tratar de conocer a la persona que va siempre con su marquita en vez de tacharlo de pijo y evitar su contacto por siempre jamás, vaya a ser que se me contagie algo malo. La working-class mentality, debe ser. Eso que dicen que una puede salir del barrio, pero el barrio nunca saldrá de una.

4. Mis problemas lingüísticos son una fuente inagotable de anécdotas. Cuando me altero, para bien o para mal, suelo pensar en asturiano y si estoy fuera de casa, tengo que ir traduciendo mentalmente antes de hablar, por ejemplo, en medio de un cabreo. A veces se me olvida con la emoción y se me cuela algo, como el otro día, cuando les explicaba a una chica de Granada y otra de Ponferrada cómo el avión de Easyjet que cogí en navidades rompió en aplausos al aterrizar en el aeropuerto de Asturias. Explicaba yo: "y entonces le dije a la amiga que venía conmigo: te das cuenta, ¿no? este avión está lleno de asturianos en el exilio, ¡esti xolgoriu ye todo FAME! Simplemente" (*esta alegría/este jolgorio es todo hambre.)
Por otra parte, el hecho de vivir con hablantes nativas de inglés, ver la tele en inglés, ir a clase en ingles, etc, también me afecta. Ahora me hablo a mí misma (no os riáis, porque vosotros también vais por la calle caminando solos pensando: tengo que hacer esto y lo otro...) sólo que yo lo hago en inglés. Aprovecho a decir que como siempre voy en mi mundo por la calle, si me acuerdo de algo que en su momento me hizo gracia, sí, me río. Soy de esa gente que a veces parece gilipollas porque se van riendo solos.

5. No me puedo creer que vaya a confesar esto. Juro que jamás se lo he contado a nadie porque mi madre siempre dice que es tan feo y a mí me da como vergüenza, así que llevo muchos años callandome este secreto y por fin lo voy a confesar. (Joder, espero que valoréis mi sinceridad, porque esto significará probablemente el escarnio público de parte de la gente que me lee y me conoce más allá de la pantalla.) Venga, va. A mí me gusta... a mí me gusta... (resoplido, resoplido)

A mí me gusta Mikel Erentxun. A mí me pone Mikel Erentxun, es decir. Sí, aunque mi madre diga que es feísimo, y aunque tenga un paleto roto, y aunque tenga como 20 años más que yo... a mí me gusta Mikel Erentxun. En este videoclip, lo que más:



BONUS TRACK HUMILLANTE: Yo me emociono toda y pongo el videoclip en pantalla grande en Youtube y todo. No os ensañéis, ¿vale?
Posted by la_filologa :: 12:13 a. m. :: 20 Comments:

Postea un comentario o cotillea los de los demás

---------------oOo---------------

viernes, febrero 09, 2007

Yo, conspiradora

Sí, ¿qué pasa? Yo estos días, a falta de cosas más interesantes que hacer... conspiro. ¿Contra quién diréis vosotros? Pues contra las enfermeras-ruidosas-jasdelagrandisimapiii-amén-de-guarras-en-el-sentido-no-pornográfico-de-la-palabra.

El martes tarde-noche, en el salón, mientras la música en la habitación de al lado prácticamente tapaba el sonido del capítulo de Friends que una de las enfermeras buenas, a la que a partir de ahora llamaremos Heidi por la paciencia y la bondad infinita que la suele caracterizar, aproveché para ver si había posibilidad de confabular contra las nuevas, en plan:

(silencio en la serie, música que se oye a todo dar)
YO: "Mmm, es probable que las mate y las entierre en el jardín antes de irme del país."
HEIDI: "Sí... ¡¡¡¡¡por favor!!!!! Yo no entiendo cómo se puede ser así todos los días, y ese jiji jaja. No lo entiendo."

Ahí me hice fuerte, si Heidi había llegado al límite, era que todas las demás lo habían sobrepasado ampliamente. Era una señal, era mi oportunidad de soltarlo. Así que la informé de la falta manifiesta de higiene doméstica y le insinué la posibilidad de que preparasemos una especie de planning de tareas semanales para hacer todas. Noticia recibida con entusiasmo.

A partir de ahí, me crecí, me crecí. El siguiente objetivo fue Vaca, que en su día de descanso se declaró muy de acuerdo con mi idea y prometió avisar a Pollo del tema. Emoción, emoción, si Vaca está de mi parte, la FUERZA está de mi parte. Muajajajajaja (risa malvada), ya estoy preparada para conquistar esta casa y después, el mundo. Bueno, vale, sólo estoy preparada para que en esta casa las nuevas limpien, pero algo es algo.

Ahora mismo la conspiración está preparada, al borde de explotarles en las narices el día menos pensado: cinco contra dos, tenemos todas las de ganar. Estamos esperando el momento perfecto, cuando las 7 estemos en casa a la vez (llevamos un par de días problemáticos, uno no estaba Pollo y hoy faltaba una de las nuevas y guarras compañeras.) Porque queremos que vean que formamos un bloque unido e indisoluble, totalmente en contra de la mugre y de los Backstreet Boys.

¿De los Backstreet Boys?, preguntaréis vosotros. Sí, hijos míos, sí. Porque he dejado para el final la parte más impactante de la conversación con Heidi:

HEIDI: "...No entiendo como pueden ser así, de verdad."
YO: "Y eso que aún no has asistido al maratón de los Backstreet Boys..."
HEIDI: "No, no puede ser. No es verdad."
YO: "Ya verás lo que tardan..."

Un episodio de Friends fue aproximadamente lo que pasó desde esa conversación... hasta que comenzó a sonar The Shape of My Heart. Canción cuya letra no me aprendí en mi época adolescente, pero he tenido el dudoso honor de hacerlo ahora, tras oirla TRES VECES en menos de una hora. Así que Heidi y yo, a la tercera vez que la pusieron, nos miramos la una a la otra y poco más y nos tiramos por los suelos de la risa. En fin, era eso, o comenzar a hacer nuestra propia coreografía para la canción.

Porque, chicas, queridas enfermeras-nuevas-guarras-asquerosas-os-odiamos-a-muerte, vale que hayáis tenido un trauma a los 15 años y os hayais quedado así. No es bonito, pero son cosas que pasan. Pero no sé, ¿no podríais guardaroslo para vosotras? O, no sé, descubrir el maravilloso mundo... ¿de los discman y los mp3? Aunque para trauma, el que tengo yo ahora, que creo que necesitaré años de terapia para dejar de oir a los BSB en mi cabeza cada vez que el sitio donde estoy se queda en silencio. Horror.

Pocos minutos después, Pollo, más quemada ya que la pipa de un indio, después de la ambientación musical mientras intentaba estudiar Química, se hallaba concentrada en hojear una revista en el salón, cuando sonaron las primeras notas de Everybody. Levantó la cabeza, yo diría que ya no sabiendo ni qué hacer o decir y se hizo un silencio en la sala, cuando procedí a soltar el dato relevante:

"Esta canción estaba de moda cuando yo tenía 11 años."
POLLO: "Se ve que ellas van con retraso".

Sí, Pollo, sí, van con retraso o son retrasadas, algo así... Por ahí van los tiros. Digo yo.
Posted by la_filologa :: 12:15 a. m. :: 5 Comments:

Postea un comentario o cotillea los de los demás

---------------oOo---------------

domingo, febrero 04, 2007

Hecha toda una trabajadora de Inditex más


Bueno, claro está: si antes sale a relucir el tema Inditex en los comentarios sobre la ya mítica foto de Aitor Ocio, antes me llaman los señores de Adecco para trabajar en Zara.
El caso es que llegaba la ropa de la nueva temporada y necesitaban refuerzos para doblar, desdoblar, colocar, clasificar, colgar y, ante todo, llevar cajas arriba y abajo. Me tendría que levantar a las 6 de la mañana para estar en la tienda a las 8 el día D, pero me dió igual porque una no tenía clase la semana pasada (inter-semester break, lo llaman) y siempre es mejor sacarse unas pelillas que soportar (gratis) a las estúpidas de las nuevas habitantes de tu casa.

Visto el panorama del madrugón que me esperaba, lo lógico habría sido acostarse pronto. Y en mi habitación estaba temprano... pero con la radio vía internet puesta en el partido de Copa del Dépor en el que Pablín iba a debutar con un equipo de Primera División. Porque sí, en fin, por alguna razón se me metió en la cabeza que el chaval marcaría en su primer partido tras nueve meses de lesión.

De repente se me fue la conexión buena de internet (Robert, Robert, ¿por qué me has hecho esto? Yo te juro por Snoopy que no me he vuelto a bajar capítulos de Prison Break) y, justo cuando vuelve a la vida, GOOOOOOL del Dépor. Sí, suyo, claro. Debo hacerles caso a los tentadores anuncios y ganar pasta gansa en miapuesta.com y similares. Pero antes de pensar esto, prácticamente salto en la cama y doy una especie de grito de alegría. En ese momento me digo a mí misma: "Muy bien, so ridícula, hoy ya mejor que no salgas de la habitación... A no ser que pretendas explicarles a Vaca, Pollo, las enfermeras majas y toda la fauna la emoción que produce ver meter un gol en Primera a alguien con quien has compartido previamente plato de croquetas, que eso une mucho" (¿cómo se dirá croqueta en inglés? Mmm... ¿tendremos cena todos juntos otra vez este verano? Ah, con tortilla, jamón, costillinas, chorizo a la sidra y todas esas cosas tan riquísimas. Oh, por favor, qué bueno todo.) A ver, que se me va la olla a otro tema, retomemos. Gran momento en el que el comentarista anunció que la celebración era imitando a un gallo asturiano (¿qué tienen de especial los gallos asturianos? ¿Falan? ¿Comen oricios?) cuando se trataba de, ejem, un tiburón.

Pablo, Pablín, solete, desde aquí te digo que hay que ser más específicos o documentar mejor a prensa y afición sobre las celebraciones. Porque chato, si cierto es que eso no se parecía en nada a un gallo, bien es verdad que durante tu etapa sportinguista yo me pasé meses asociando esa celebración con... el último mohicano, no sé por qué. Hay que ser creativos, pero didácticos. Vamos, que te hagas entender, vidi, así le das uso a haberte sacado la carrera de Magisterio.


Bien, sí, Pablo cumplió mi predicción, ganaron el partido, su entrenador le echó flores y yo por fin me puse a dormir, que era lo que me convenía.

¿Qué contaros del maravilloso mundo de Zara y su glamour? ¿Cómo expresar lo que siente una cuando tiene en sus manos las prendas que marcarán tendencia durante la siguiente temporada... dentro de unas cajas que pesaban como si llevases un muerto. Eso sí, yo, que sabéis que en cuanto a la vida laboral se refiere, soy Filologuicienta, cargué cajas como la que más (y el que más) todo lo que fue necesario. Durante esas ocho horas aún me dió tiempo a labores tan poco previsibles, a la vez que necesarias por lógica pura como quitar cartones y plásticos a la ropa recién llegada, ponerles esa pegatinita que está en el lateral derecho (SIEMPRE EN EL DERECHO, SI PONES UNA EN EL IZQUIERDO MERECES LA MUERTE) e indica la talla o, mi tarea predilecta del día: desenredar perchas, que estaban todas enganchadas las unas a las otras en una caja. Sí, como os podéis haber dado cuenta, fue un trabajo todo elegancia, clase y glamour. He de decir, no sé si para alegría o decepción de nundu, que los dependientes de Inditex en esta nuestra acogedora ciudad de Dublín NO tienen abdominales tipo Aitor Ocio. Otra anotación sobre el personal es la cantidad ingente de españolas entre dependientas y currantitas al mismo nivel que servidora. Eso estuvo bastante bien. Sí, os contaré un secreto que descubrirá mi lado de mala persona de este mundo: me gusta, me gusta verme rodeada de españoles... porque en general, el nivel medio hace que mi inglés parezca mejor. Llamadme mal bicho, pero después de oir el inglés de Brad Pitt, Ballack y compañía, que encima eran de ¡¡Empresariales!! cada una se apaña la autoestima como mejor puede, ¿vale?

El momentazo del día fue al llegar a casa, agotada, tirar el bolso y la chaqueta como mejor pude en mi habitación de Pin y Pon, irme a la ducha y descubrir el souvenir que me había dejado el acarrear cajas de un lado a otro... unos preciosos pequeños moratones en los brazos, justo ahí. Sí, justo ahí para que si alguien te ve en manga corta próximamente, cuchichee con el de al lado: "Mira, mira... ¡¡¡ESTA SE PINCHA!!!"
Ah, con mi nuevo look de drogadicta, os dejo tras haber cumplido por los pelos con el propósito de escribir mínimo dos veces a la semana en el blog. Prometo ser menos vaga la próxima...

Ay, no me pude resistir... aquí, en tiempos más felices, con la que ha sido hasta el momento su mejor pareja de hecho en esto del fútbol... el Guaje Villa. Para aclarar confusiones sobre la celebración, diré que está escanciando un culín de sidra.


Posted by la_filologa :: 10:23 p. m. :: 11 Comments:

Postea un comentario o cotillea los de los demás

---------------oOo---------------