Diario de una filóloga arrepentida

sábado, enero 05, 2008

Que no

Que no, joder. Hará cosa de una hora, decidí cerrar el blog. Cada vez me cuesta más escribir, tardo más en actualizar y me parecía un sinsentido. Lo primero que pensé fue que de borrarlo, ni hablar, no lo haría por nada del mundo. Lo segundo, me pregunté qué iba a pasar si me volvía a dar por escribir. Ya sabéis, basta que dijese que no iba a hacerlo más para que de repente me entrasen las ansias de volver. Pensé que si me pasaba eso, me haría otro blog y me las arreglaría para avisar a los habituales. Pero, claro, es obvio que nunca encontraría un título mejor que "Diario de una filóloga arrepentida." Y, además, este me gusta tanto que al otro le tendría medio manía y nunca podría compararlos.
Después, ideé que lo mejor sería darme una especie de plazo: de aquí al segundo cumpleblog. Si en febrero me daba cuenta de que lo echaba de menos, volvería a ponerme manos al teclado y, si no, cierre definitivo. Una voz interior me seguía diciendo: "Pero de borrarlo, nada, ¿eh?"
Luego fue algo más en plan: "Uy, pues igual puedo soltar algún post de vez en cuando de aquí a febrero, ideas que tengo pendientes y nunca llegué a escribir." Entonces me dí cuenta que si eso ocurriese, probablemente durante mi pausa de reflexión escribiese más de lo que he escrito en los últimos meses, en los que se suponía que estaba en activo como bloggera.
Ahí, el tema empezó a tener lagunillas. Yo seguía adelante, cuando, en plena redacción de lacrimógena despedida y más lacrimógenos aún sendos e-mails a Parisito y JB, me dije a mí misma (interiormente, yo no me hablo en voz alta, que se creerían que estoy loca): "que no, joder." Que una cosa que me da tanta pena dejar no puede ser que ya me dé igual. Y que si algo me pasa, será pereza y falta de costumbre. Y que yo mi blog no lo dejo, coño, que si estoy apática, no va a ir a mejor por dejar esto. Y punto. Que no me voy, joder, no me voy y ahora estoy hasta enfadada conmigo misma por haber estado apunto de hacerlo. Que de aquí al sábado que viene, tendréis, sea como sea, una famosa entrada que le prometí a Clara hace ya mucho tiempo. Y que si a partir de ahora véis que tardo más de una semana en postear, tenéis vía libre para increparme vía comentario, o lo que sea. Ya está, ya me puedo ir a cenar tranquila.
Posted by la_filologa :: 9:46 p. m. :: 13 Comments:

Postea un comentario o cotillea los de los demás

---------------oOo---------------