Diario de una filóloga arrepentida

martes, noviembre 20, 2007

Ese infierno llamado CAP

Ah, soy una bloguera taaaaaaan horrible por no postear nunca, hasta he pensado cerrar esto temporalmente hasta que me examine del CAP, pero total, para lo que queda, es armar jaleo para nada. En fin, os sigo contando la evolución de la fauna capera.
En el bando de los alumnos, ZP ha sido la gran sorpresa: tras constatar que día que iba la del culo, día que él no iba, y viceversa, llegamos a pensar que eran una misma persona y ZP se travestía a veces para... bueno, se travestía a veces. Pero en las dos últimas semanas no hemos vuelto a saber de él. Hombre, nos imaginamos que con todo el lío de Chaves y el rey tendrá un cacao diplomático bueno y por eso la ausencia. Sus intervenciones se echan de menos.
La del culo, por su parte, ha conseguido unir a la clase en su contra, aunque ella lo ignora. Cada vez que interrumpe al profe (porque ella no interviene, ella interrumpe, a la que se le ocurre algo, va y lo suelta sin levantar la mano ni nada que se le parezca, buena es la del culo), se empiezan a oir resoplidos de fondo, y frasecillas del tipo: "¡Ya estamos!", "Joderrrr, ahí va ya" o "Claaaro, faltaba ella por opinar..."
La chunga, por su parte, prometía mucho, pero ha sido un bluff. Intentó lanzarse el otro día tal que así:
PROFE: "La educación a veces es una fabrica de gente que piensa toda igual."
CHUNGA: "¿¿¿¿¿ESO ES LO QUE SE PRETENDE???"
PROFE: "No, estoy diciendo que ocurre, no que sea el objetivo de la educación."
CHUNGA: "Ah" (más jodida que nada, cuando ya estaba preparada para la guerra. Aay, chunga, si fueras más a clase no tendrías estas confusiones.)

Eso sí, hay más personajes nuevos, por ejemplo, Maicita. Maicita en sí ya tenía potencial para salir aquí desde el anterior post, porque era una chica participativa a tope ella, rollo la del culo. Lo que pasa es que no se me ocurría un buen mote que ponerle y al final la dejé. Si os preguntáis de qué viene eso de Maicita, os diré que Pedro la vió el otro día comiendo Maicitos, comida de kiosko que creemos que ya no es muy adecuada para la gente de su edad. El caso es que la intrigaban mucho las antiguas leyes de la enseñanza (no sé por qué, si nosotros vamos a funcionar con otra, pero en fin.) Los hechos que voy a relatar a continuación ocurrieron el funesto día que Maicita y la del culo decidieron sentarse juntas.
PROFE: "¿Con qué edad entraban los niños al colegio para hacer preescolar en la ley anterior a la LOGSE?"
LA DEL CULO: "¡Con dos años!"
PROFE: "Eeeeh, no. Con cuatro."
LA DEL CULO: "Yo iba a preescolar con dos años"
(comentario por el fondo de la clase) "Claro, eras tan lissssta ya..."
PROFE: "No. Tú irías a la guardería, ¿eh?."

Pero el tema de parvulitos no quedó ahí. No, estuvimos tratándolo largo y tendido.
PROFE: "En esa ley, no era obligatorio que los niños hiciesen preescolar, la obligatoriedad empezaba en primero de EGB. Lo que pasa es que como los que iban a parvulitos ya sabían las letras, los números, pues los padres se dieron cuenta de que era mejor que fuesen y la mayoría empezaba ya antes de primaria."
MAICITA (diez minutos después, porque ella es de procesar la información lentamente): "Pero, si un niño no hacía preescolar, ¿podía entrar en primero de EGB?"
No, Maicita, no, si a un niño sus padres no lo matriculaban en preescolar, su destino estaba marcado: se iba a morir analfabeto. Quedaba condenado a la incultura, era rechazado por todos los colegios, y no había manera hasta que alguien le convalidase primero y segundo de plastilina, que podía ser ya a los veinte años.

Y viendo el interés de la gente, no había manera de salir del tema en toda la clase.
PROFE: "Con la ley de educación del año 70 ya se hizo efectivo que todos los niños tuviesen una educación. Porque ya con la anterior se establecía que la educación primaria era obligatoria, pero NO ERA GRATUÍTA, con lo cual muchos padres no se podían permitir mandar a sus hijos a la escuela."
LA DEL CULO: "¿Pero entonces era obligatorio hacer primaria o no con la ley anterior?"
PROFE: "A ver: sí era obligatorio sobre el papel, pero como no era gratuíta, en la práctica sólo había un porcentaje de la población que iba al colegio."
LA DEL CULO: "¿Y el preescolar?"
PROFE: "No era obligatorio."
LA DEL CULO: "Entonces, si no era obligatorio, eso sí que era gratuíto, ¿no?"
(comentario por el fondo de la clase): "¡Qué tooooooooonta es, oye!"

Desde ese infausto día en que las dos se sentaron juntas, no hemos vuelto a saber de Maicita. Al principio, fueron las dos las que desaparecieron y, nosotros, al notarlo, comenzamos con nuestras sospechas.
PEDRO: "A ver si se han hecho pareja..."
YO: "Joder, pues menos mal que es biológicamente imposible, porque imagínate que pudiesen tener un hijo de las dos."
(un escalofrío nos recorre)
YO: "La naturaleza es sabia."
Posted by la_filologa :: 11:57 p. m. :: 15 Comments:

Postea un comentario o cotillea los de los demás

---------------oOo---------------